lunes, 27 de enero de 2020

Irene Sánchez Carrón en Don Benito







   El pasado jueves, 23 de enero, nos visitó Irene Sánchez Carrón en el curso de las actividades del Aula Guadiana de este año. Ante un público concurrido e interesado, Irene fue recitando sus poemas mientras realizaba un recorrido por su trayectoria poética desde su primer premio conseguido (el Valbón de Valencia de Alcántara a un grupo de composiciones) hasta la publicación de su último libro, Micrografías (premio Emilio Alarcos Llorach de 2017, publicado por la editorial Visor en 2018). Por el camino quedaron los premios Hermanos Argensola a Porque no somos dioses (1998) o el Adonáisa Escenas principales de un actor secundario (Rialp, 2000). Composiciones en que expresa su actitud lírica (una poesía de línea clara amable con el lector), en que vuelve sobre motivos clásicos que recrea con una mirada personal y femenina, que narranexperiencias cotidianas con un sentido trascendente, que recuerdan el mundo de la niñez (un mundo bucólico y edénico pero también crue)... fueron sucediéndose hasta cerrar el acto con un animado coloquio con los asistentes. Las fotografías son de Antonio María Flórez.

viernes, 24 de enero de 2020

Los bosques imaginarios



LOS BOSQUES IMAGINARIOS
Árboles y poesía

IMAGINARY FORESTS
Trees and Poetry

Cáceres, IES Norba Caesarina, 2020, 35 págs.
  
   Los bosques imaginarios es un cuadernillo escolar bilingüe de carácter monográfico que involucra a varios departamentos de IES Norba Caesarina. A una nota introductoria y un ensayo  titulado “La presencia de los árboles en la literatura” (muy frecuente: romancero, Garcilaso de la Vega, cuentos tradicionales europeos, Bécquer, Rosalía de Castro, Oscar Wilde, Antonio Macha..), sigue el apartado “Los árboles vistos por ocho autores extremeños” en que se incluyen composiciones de José Manuel Díez (Zafra, 1978), Santos Domínguez (Cáceres, 1955), Teresa Guzmán (Don Benito, 1972), Carmen Hernández Zurbano (Salamanca, 1976), Emilia Oliva (Malpartida de Plasencia, 1957), Ada Salas (Cáceres, 1965), Basilio Sánchez (Cáceres, 1958) y Álvaro Valverde (Plasencia, 1959).
   Reproducimos la composición de Basilio Sánchez perteneciente a He heredado un nogal sobre la tumba de los reyes (Premio Internacional de Poesía Loewe, 2018).


En el valle, un castaño
ha elevado sus hojas
sobre el tejado rojo de una casa
y ahora puede mirar al horizonte.
La noche entre los árboles
es una oscuridad iluminada, un silencio de pájaros
en los que confiar, una espesura
de ramas transparentes,
de pañuelos azules,
de animales benévolos.
Necesito vivir en un país
que no haya renegado de sus árboles,
necesito vivir en una tierra que envejezca a su sombra.

lunes, 20 de enero de 2020

Irene Sánchez Carrón en el Aula Guadiana





   El próximo día 23 de enero visitará Don Benito Irene Sánchez Carrón en el curso de las actividades del Aula Guadiana. La escritora cacereña intervendrá en un acto abierto al público en la Casa de Cultura  a las 20, 00 de la tarde. Al día siguiente, en el salón de actos del Colegio Claret hablará de su obra a alumnos de bachiller de este centro, del IES Cuatro Caminos y del IES Donoso Cortés.
   Irene Sánchez Carrón nació en 1967 en Navaconcejo. Licenciada en Filología Inglesa por la Universidad de Extremadura y doctora en Filología Hispánica por la Universidad Nacional de Educación a Distancia, es Máster de Español para Extranjeros por la Universidad Antonio de Nebrija. Ha impartido clases de español en Londres y ha sido profesora de Lengua Inglesa en Navalmoral de la Mata y en Badajoz. También ha trabajado como asesora en las Unidades de Programas Educativos de Badajoz y Cáceres. Actualmente imparte clases en el IES «Norba Caesarina de Cáceres».
   Fue ganadora del Premio «Valbón» de Valencia de Alcántara (Cáceres) en 1996 y del Premio «Hermanos Argensola» de Barbastro (Huesca) en 1997 con el poemario Porque no somos dioses, publicado en 1998. Con el libro Escenas principales de un actor secundario obtuvo el Premio “Adonais” en 1999, que se publicó en 2000 en la editorial Rialp.
   En 2001 colaboró en el libro conjunto Siete poetas, siete poemas y una canción publicado por la editorial De la Luna Libros. En esta misma editorial publicó en 2002 un pequeño libro de canciones titulado Sevillanas. Su obra Atracciones de feria apareció en 2002 en la colección Abezetario, publicada por la Diputación de Cáceres. En septiembre de 2008 obtuvo el premio de poesía «Antonio Machado» de Baeza con Ningún mensaje nuevo, que apareció ese mismo año en la editorial Hiperión. En 2010 la Editora Regional de Extremadura recogió sus dos primeros poemarios, que estaban agotados, bajo el título El escondite. En 2017 ganó el Premio Emilio Alarcos de Poesía con el libro Micrografías, publicado en 2018 por la editorial Visor.
   Desde 2009 es colaboradora habitual del periódico Hoy

viernes, 10 de enero de 2020

Laberinto en el López de Ayala


Teatro López de Ayala, 21 de enero, 21,00

miércoles, 1 de enero de 2020

Diáspora


DIÁSPORA
Poetas extremeños en el “exilio”

Víctor Peña Dacosta [Editor]
Cáceres, Ediciones Liliputienses, 2019
Prólogo de Víctor Peña Dacosta
Epílogo de Álvaro Valverde

   El abandono de la región y la consiguiente publicación de su obra fuera de Extremadura (un aspecto de interés si se quiere medir la irradiación de una obra en su entorno, especialmente en el caso de la lírica con sus pequeñas tiradas y su siempre deficiente distribución), ha sido una constante histórica en la creación literaria regional, un desarraigo que, en las décadas de posguerra, afectó a Badajoz (José Antonio Ramírez Lozano, Efi Cubero, Santiago Castelo, Vicente Sabido...), pero, de modo más llamativo, a Cáceres que perdió en la diáspora a sus mejores poetas: José Antonio Gabriel y Galán, Pureza Canelo, José María Bermejo o José Luis García Martín. Aunque corregido por la atención de las editoras regionales prestan a quienes viven fuera de la región, el fenómeno pervive tercamente en nuestros días.
   Diáspora, proyecto en que han colaborado, además del editor literario, Víctor Martín Iglesias, Álvaro Valverde y José María Cumbreño (editor de la obra) se presenta como una “Antología de autores nacidos en Extremadura pero que actualmente residen y publican fuera del que un día fue su hogar”. Los colaboradores son: Felipe Núñez (Plasencia, 1955), Isla Correyero (Miajadas, 1957), Jesús María García Calderón (Badajoz, 1959), Diego Doncel (Malpartida de Cáceres, 1964), Ada Salas (Cáceres, 1965), Antonio Méndez Rubio (Fuente del Arceo, 1967), José Antonio Llera (Badajoz, 1971), Elena García de Paredes (Don Benito, 1976), Mario Lortau (Cáceres, 1976), David Eloy (Cáceres, 1976), Álex Chico, Plasencia, 1980), Fernando de las Heras (Badajoz, 1981), Fernando P. Fernández (Cáceres, 1984), Víctor Martín Iglesias (Plasencia, 1985), Francisco Fuentes (Plasencia, 1985), Irene Albert Cebriá (Cáceres, 1986), Azahara Palomeque (El Sur, 1987), Francisco Najarro (Zafra, 1987), Xavier Rossell (Badajoz, 1990) y Francisco José Chamorro (Fregenal de la Sierra, 1993).
   Reproducimos un fragmento del prólogo del volumen: “Hace muy poco, Basilio Sánchez ha ganado la XXXI edición del premio Loewe (27 años después de la victoria de Álvaro Valverde) y las mismas redes que facilitaron iniciar el contacto e intercambiar los archivos que han hecho posible esta antología han servido de altavoz del éxito de la XII edición del Congreso de la Asociación de Escritores Extremeños, alumbrada por figuras de la talla de GHB, Pilar Galán, Elías Moro, David Matías y un largo etcétera que permite mantener la confianza en las letras extremeñas futuras. Incluso, siendo sinceros, creo que los últimos grandes poemarios de autores extremeños han tenido un origen centrípeto y no centrífugo o, lo que es lo mismo, las mejores obras de autores extremeños han partido desde el interior y no desde el exterior de la región (Sánchez, Valverde, Cumbreño, Santos, Díez…). No obstante, apuesto a que el futuro lírico de Extremadura estará determinado por uno o varios poetas ‘exiliados’, muy probablemente presentes en estas páginas: espero que disfruten del hallazgo y la conjetura”.


miércoles, 18 de diciembre de 2019

El espejo



EL ESPEJO

Hilario Jiménez Gómez y Carlos García [Dirs]
Badajoz, Asociación de Escritores Extremeños, 2019, 106 págs.
Diseño de portada y contraportada de Juan Ricardo Montaña

   De periodicidad anual, El espejo es la revista de la Asociación de Escritores Extremeños cuyo decimoprimer número, dedicado a la memoria de Julián Rodríguez (Ceclavín, 1968) acaba  de aparecer. Tras un texto preliminar del presidente de la AEEX, Juan Ramón Santos, el número se abre con un ensayo de Javier Doce sobre la traducción (“Hablo por nosotros. Algunas notas sobre la traducción de poesía”), al que siguen textos, acompañados de las correspondientes traducciones, de Yves Namur (Namur, Bélgica, 1952), traducidos por Emilia Oliva; de Liberato Vieira da Cunha (Cachoeira do Sul, Brasil, 1945), vertido al español por Antonio María Flórez; Tolentino Mendoza (Madeira, Portugal, 1965), en versión de Luis Leal; Choman Hardi (Kurdistan-Irak), traducido por Irene Sánchez Carrón; Giuseppe Ungaretti (Alejandría, Egipto, 1888), traducido por María José Flores; Alfonso Cruz (Figueira da Foz, Portugal, 1971) en versión de Juan Ramón Santos, y Hector Malot (La Bouille, Francia, 1830), traducido por Ángela Sayago Martínez.  
   Tras una entrevista a Juan Ricardo Montaña (Don Benito, 1949), escritor y artista visual colaborador de la revista desde 2016, se incluyen en el bloque de “Colaboraciones literarias” haikus de: Montaña Campón, Efi Cubero, José García Alonso, Carlos García Mera, Antonio Gómez, Adolfo Gómez Tomé, Jesús María Gómez y Flores, Teresa Guzmán, Carmen Ibarlucea, Hilario Jiménez Gómez, Luis Leal, Pilar López Ávila, Mario Lourtau, Carlos Medrano, Eladio Méndez, Juan Ricardo Montaña, Elías Moro, Antonio Orihuela, Gabino Sánchez Llamazares, Ángel Sayago Martínez y Víctor Valadés Paredes.
   La presente entrega se cierra con notas de lectura de Manuel Pecellín (Divan del Tamarit / Sonetos del amor oscuro, en edición de Hilario Jiménez Gómez), Víctor M. Jiménez Andrada (El embrujo apasionado, de Vicente Rodríguez Lázaro), Enrique García Fuentes (La bella Magalona, de Marino González Montero), Juan Ramón Santos (La escapada, de Gonzalo Hidalgo Bayal), Paula Merlán (Las hermanas pequeñas de las letras divertidas. Cuentos de la A a la Z, de Pilar López Ávila y María Luisa Torcida), Antonio Reseco (Mi padre, de Eduardo Moga), Ysabel Meseguer (Perro ladrando a su amo, de Javier Sánchez), Jesús María Gómez y Flores (Poesía a tres bandas: José Antonio Patrocinio, Hilario Jiménez y Rosario Troncoso), Vicente Rodríguez Lázaro (Sombras en el espejo, de Luis Corrales García), Antonio Salguero Carvajal (Tres lecturas: Juan Ramón Santos, Antonio Reseco y Encarnación Ponce), José García Alonso (Una chica sin suerte, de Noemí Sabugal) y Adolfo Gómez Tomé (Y el lugar era agua, de Lorine Niedecker).





domingo, 15 de diciembre de 2019

Asociación de Escritores Extremeños




Susana Martín Gijón, nueva presidenta de la Asociación de Escritores Extremeños

   Susana Martín Gijón ha sido elegida nueva presidenta de la Asociación de Escritores Extremeños en asamblea general extraordinaria celebrada este sábado 14 de diciembre en la ciudad de Badajoz. Martín Gijón, que hasta ahora venía ocupando una vocalía en la asociación, toma el relevo de Juan Ramón Santos, quien la ha presidido durante los últimos cuatro años.
   Junto a ella, toman las riendas de la asociación Antonio María Flórez, como vicepresidente, Manuel Simón Viola, como secretario, Nicanor Gil, que continuará ocupándose de la tesorería, y al frente de las vocalías, Pilar Galán, Víctor Manuel Jiménez, Isabel María Pérez González, Álex Chico, María del Pilar Alcántara, José Manuel Vivas y Rosa María Lencero. Un equipo que por vez primera alcanza la paridad dentro de la asociación extremeña.
   En la asamblea celebrada, y con anterioridad a la elección de la nueva Junta Directiva, el hasta entonces presidente Juan Ramón Santos ha realizado un balance de estos últimos cuatro años, destacando algunas de las actividades de la entidad, como son las Aulas de Literatura que se imparten en seis localidades extremeñas, los talleres literarios, la publicación de la revista El Espejo, o las conferencias impartidas sobre derechos de autor.
   Tras su nombramiento, Martín Gijón ha agradecido a la directiva anterior el esfuerzo dedicado en estos últimos años, y ha dicho que es gracias a ellos que la asociación “goza de buena salud”, exponiendo a continuación las líneas generales de la nueva directiva, y destacando entre ellas, además de la consolidación de las actividades puestas en marcha en estos años, el refuerzo de la visibilidad de las y los escritores de la región, tanto en Extremadura como fuera de ella [Nota de prensa de la AEEX].


viernes, 13 de diciembre de 2019

El teatro de Diego Sánchez de Badajoz



EL TEATRO DE DIEGO SÁNCHEZ DE BADAJOZ Y LAS ENCRUCIJADAS TEOLÓGICAS DEL SIGLO XVI: TRADICIÓN E INNOVACIÓN DOCTRINAL

Eugenio Campanario Larguero
Badajoz, Diputación Provincial, Col. Montano, 2019, 460 págs.

   Bachiller en Teología por la Universidad de Salamanca (1989) y sacerdote (1990), Eugenio Campanario Larguero (Berlanga, 1964) es doctor en Filología Hispánico por la UNED (2015) con una tesis sobre el teatro de Diego Sánchez de Badajoz (Talavera la Real, ¿1485-1552?). Ha publicado varios artículos sobre teatro en las revistas Epos y Pax et Emerita. Es autor de varias obras teatrales sobre personajes y episodios históricos de la campiña sur de la provincia de Badajoz.
   Ahora, el Departamento de Publicaciones de la Diputación Provincial de Badajoz publica El teatro de Diego Sánchez de Badajoz y las encrucijadas teológicas del siglo XVI: tradición y renovación doctrinal, un riguroso estudio sobre la obra dramática del sacerdote extremeño bachiller por la Universidad de Salamanca y autor de Recopilación en metro (Sevilla, 1554), obra en la que sobresalen 24 farsas de fuerte contenido doctrinal. El estudio parte del recuerdo del contexto histórico y teológico (humanismo italiano y erasmista, luteranismo, reforma y contrarreforma…) en que el autor se mueve, para centrarse en el análisis, pormenorizado y documentadísimo, de las fuentes doctrinales de su teatro: Antiguo y Nuevo Testamento, Patrística y manuales catequéticos medievales y renacentistas, “unas fuentes variadas, cuidadas, muy bien conocidas y utilizadas de modo que se enriquecen y complementan mutuamente. Esto supone una articulación que ayuda a sumar saberes y encontrar una síntesis original en la que se encuentran factores de tradición y factores que se abren a una evolución y a la novedad doctrinal y teológica. Con ello podemos confirmar la imagen del bachiller como un autor inteligente, perspicaz, hombre de su tiempo y de su tierra, que responde a las coyunturas teológicas contemporáneas con todos los recursos que estaban a su alcance. Aporta una respuesta ortodoxa, a partir de los sólidos cimientos de lo heredado, pero también en diálogo con los acontecimientos que le toca conocer o vivir (reformas de tipo ortodoxo, riesgos de herejía, Contrarreforma). Es la obra, en fin, no de un erudito, sino de un pastor, preocupado por encontrar medios adecuados que le ayuden a transmitir el mensaje” [p. 404].

viernes, 6 de diciembre de 2019