sábado, 29 de diciembre de 2012

El conejo, la chistera y el mago sin memoria


EL CONEJO, LA CHISTERA Y EL MAGO SIN MEMORIA

Antonio Reseco
Mérida, Editora Regional de Extremadura, Col, Vinvapervinca, 2012, 113 págs.

Director de la editorial Littera Libros, Antonio Reseco (Villanueva de la Serena, 1973) ha publicado artículos, relatos, poemarios (Jardín Buscado, 2000; Un lugar conocido, 2002; Anotaciones del viaje, 2005; El otoño cotidiano, 2005; Geografías, 2006; Huidas, 2009, y London Boureau, 2012) y una obrita de tearo (Dickens no tiene corazón, 2012). Ahora, la Editora Regional de Extremadura, publica El conejo, la chistera y el mago sin memoria, un conjunto de microrrelatos del que seleccionamos la tercera composición.

DESEOS

   Escribió Ciorán que, por el beso culpable de una santa, aceptaría la peste como una bendición. Tiene su gracia si consideramos que el escritor rumano exhibía el mismo sentido del humor que un portugués de clase media. Sin embargo, su infelicidad, su pesimismo, únicamente podía deberse a la disociación de la realidad y la ficción (que en este caso es el deseo).
   El beso de una santa.
   De lo imaginable sólo se consigue una ínfima parte. La madre de Ciorán, de haber supuesto lo desgraciado que iba a ser su hijo (esto lo afirmó ella y no yo) hubiera abortado. Claro que ese también hubiera sido el deseo de Ciorán. A él le faltó coraje para el suicidio y murió de la forma más vulgar que pudiera imaginarse: de viejo.
   Toda una vida batallando con deseos, es decir, con frustraciones.
   Pero el beso de una santa, o de una monja, o de una monja santa, excede esa categoría para escalar un peldaño más. Es casi una ficción herética, una ficción construida para gozo de los inquisidores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario