miércoles, 26 de agosto de 2009

Cosas de clase




ATENCIÓN A LOS PADRES DE ALUMNOS


-Pase por aquí, por favor. ¡Qué perro más bonito! Es un teckel, ¿verdad?

-Sí, claro.

-Nosotros teníamos también un yorkshire, pero se nos murió el año pasado. Siéntese. Supongo que se habrán preocupado al recibir el boletín de notas...

-¡Ay, sí! Claro que nos hemos preocupado. Los primeros resultados no eran buenos pero los atribuimos al cambio de colegio, de profesores, de amigos..., hasta que nos han llegado estos. Oiga, parece que el perrito quiere salir, ¿no?

-Sí, eso parece.

-En casa ve un poco de televisión y se encierra en su cuarto con los libros abiertos hasta la hora de cenar. No hay ni que recordárselo. No es como la chica. A esta hay que aburrirse repitiéndole: “Venga, Ana, los deberes” y, en cambio, ningún suspenso. Pero al niño..., no sé qué puede pasarle.

-Bien. Yo he hablado con algunos de los profesores que lo han suspendido y todos confirman mi impresión como profesora de Sociales. Ni estudia, ni trae los ejercicios hechos a clase. No participa y, aunque no molesta, parece distraído. ¿Quiere que le abramos al perrito? Está arañando la puerta.

-Como quiera, porque... es suyo, ¿no?

-Noooo.

1 comentario:

  1. jejejeje,¿verídico? ¿de quén era el perro?

    ResponderEliminar